Navigation Menu
Whanganui Journey, o 3 días en una canoa

Whanganui Journey, o 3 días en una canoa

on 25/04/2014

Share This:

Whanganui Journey, El Great Walk de remar y remar

 

Uno no se puede ir de Nueva Zelanda sin hacer una de las 9 grandes rutas del país, las Great Walks, así que para no perder el tiempo eso es justo lo primero que hemos hecho tras despedirnos de Wellington: el Whanganui Journey, la menos ortodoxa de todas ellas.

Las Great Walks son, para entendernos, las rutas más emblemáticas de Nueva Zelanda, todas ellas de varios días de duración y situadas en mitad de grandes parajes naturales. Están bien señalizadas y cuentan en su recorrido con huts (refugios) y campings para dormir.

Decía que la Great Walk del Whanganui Journey es la menos ortodoxa de todas porque mientras que todas las demás las recorres caminando, ésta la recorres en canoa remando a lo largo del Whanganui, el río navegable más largo del país. La ruta puede ser de 3 o de 5 días, y nosotros claro hicimos la de 3 días, tampoco nos volvamos locos!

El trayecto que nosotros hicimos y el que hace la mayoría de la gente comienza en Whakahoro y acababa en Pipiriki, y como decía te lleva 3 jornadas completarla. Nosotros dependíamos del clima para hacerla y la verdad es que se puede decir nos ha respetado bastante: llovió un poco el primer día y bastante más el último, pero incluso hubo ratos en los que vimos el sol -aunque sea saludar y pasar de largo- y sobre todo lo mejor es que no hizo mucho frío (al menos en superficie, el agua del río ya era otra historia).

En fin, a mí la ruta por el Whanganui me ha encantado: son básicamente 3 días remando por zonas que apenas ha pisado el hombre, donde ni las carreteras ni los caminos llegan, a lo largo de 87 kilómetros de río en los que estás incomunicado del mundo salvo por los pequeños campamentos rudimentarios y refugios que hay en sus orillas; sinceramente el paisaje en toda la ruta es espectacular -de hecho es un Parque Nacional-, con grandes cañones, espesa vegetación, multitud de pequeñas cascadas y siempre rodeado de un verde que te avasalla. Y en el corazón de todo eso, como fuente de alimento: el río. Y en medio del río: tú.

La primera parada del trayecto, Whanganui Journey

Docenas de cascadas entre el recorrido, Whanganui Journey

Para ver la inmensidad, fijaos en la pequeña canoa al fondo. Whanganui Journey

Increíble la mañana con la niebla, Whanganui Journey

 

 

En esta época del año el Whanganui estaba bastante bajo así que nos dijeron que tardaríamos menos de los esperado por haber más corrientes en el río, pero eso también hacía que hubiera más rápidos, claro.

Como pequeño descanso a tanto remo, el segundo día hay una parada y pequeña caminata en mitad de la ruta (40 minutos andando) para acercarse a ver el Bridge to Nowhere, una construcción de hace 80 años, cuando se tuvo la idea de intentar poblar la zona del Whanganui con granjas (sin ningún éxito, como su propio nombre indica).

El tercer día guardamos la cámara, era el día de los rápidos. Había que tener todo bien sujeto y anclado porque había varias zonas con fuertes rápidos, e incluso nos podíamos caer… Y vaya que si nos caímos… En el segundo de los rápidos topamos con una ola más alta que nosotros que nos embistió de lado (mal hecho) y volcó la canoa con nosotros en ella; está claro que algo hicimos mal, aunque tal y como estaba el río las posibilidades de caer eran muy altas, según nos dijeron. Y el agua está fría, muy fría. Y no llevábamos ningún tipo de ropa adecuada para ello (ni neopreno ni nada remotamente parecido), así que volvimos a poner la canoa panza arriba como pudimos desde una orilla, achicamos agua y terminamos la ruta con un frescor muy agradable en el cuerpo, deseando más que nunca una ducha calentita. La cual por cierto, tardó en llegar, porque en el camino de vuelta el minibus que nos llevaba pinchó. Pero podemos decir que Whanganui Journey completado!

Bridge to Nowhere, Whanganui Journey

Deja de hacer fotos y rema!

Qué duro es remar! Whanganui Journey

 

 

Alojamiento

Alojamiento

En los 3 días de ruta del Whanganui Journey tan sólo hay 2 huts (refugios), uno por noche. Campings hay varios repartidos. Desde Octubre hasta el final de Abril hay que reservar previamente en el DOC. En nuestro caso:

  • La primera noche dormimos en un camping: el John Coull campsite, junto al hut (refugio) del mismo nombre. Cuando fuimos a reservar el hut estaba completo así que optamos por el camping. Ni que decir tiene que no tiene duchas (ni el hut ni el camping), y el agua no es potable si no la hierves antes 1 minuto. El precio del camping es de 14 NZD (7,50€) por persona.

John Coull Campsite, Whanganui Journey

 

  • El segundo día nos quedamos en el hut (refugio) de Tieke Kāinga, regentado por una pequeña comunidad maori, con marae incluida (aunque privada, no se podía acceder). En éste sí había agua potable y cacharros para cocinar (pero no ducha). El precio por persona es de 32 NZD (20€)

La marae del Tieke Kāinga, Whanganui Journey

 

Precio de la ruta

Precio de la ruta

Para hacer el Whanganui Journey necesitas equipo. Hay varios pequeños operadores que lo gestionan. Nosotros lo hicimos con Wades Landing y nos costó 170 NZD (105€) por persona. Esto incluye:

  • Canoa
  • Palas
  • Chaleco salvavidas
  • Una bolsa estanca y bidones para llevar todo en la canoa.
  • Transporte hasta el inicio y recogida desde el final (1 hora por trayecto aproximadamente)
  • Tienda de campaña, sacos de dormir y esterillas. En nuestro caso al quedarnos una noche en camping se las pedimos prestadas porque no teníamos.

Aparte de eso, la noche previa nos quedamos en un alojamiento que tienen en Owhango llamado Forest Lodge, por 50 NZD (31€) la habitación. Desde allí nos recogieron, nos dieron el equipo y nos trasladaron al comienzo de la ruta.

 

 

En resumen, el Whanganui Journey me ha parecido una gran experiencia. Nunca había estado tanto tiempo en una canoa, ni remando, pero me ha encantado. El paisaje, si bien es cierto que siempre es parecido, en realidad va cambiando de matices y en todos los momentos es espectacular. Al final, como decíamos después de 3 días remando, es tan bonito que ya está bien, ya vale, te duelen los ojos de bonito, tienes tanto verde alrededor que la única forma de escapar es volcando la canoa y sumergiéndote debajo del agua, aunque llevar una ropa un poco más adecuada no vendría mal, que la nuestra aún sigue en la lavadora.

 

Nosotros mientras seguimos camino, quizás intentemos otra Great Walk algo más adelante, ya veremos cómo están las condiciones climatológicas!

 

 

Todas las fotos e información de Nueva Zelanda

 

PD: Las fotos del Whanganui han salido con un poco de peor calidad, problemas técnicos con la cámara.

Nos vamos! Resumen de Wellington
Rotorua y Waitomo

    1 Comment

  1. Pues pese a que comentas que las fotos han salido un poco peor, yo no lo he notado, tiene todo una pinta increible. Que maravilla estar rodeado de naturaleza por todas partes!

    Sobre las duchas en los hut, normal que no haya, ¿para que las van a poner si saben que la gente se cae al rio? XD

    Un abrazote!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Rotorua y Waitomo - Mi casa es redonda | Mi casa es redonda - […] acabar el Whanganui Journey y darnos nuestra merecida ducha, nos desplazamos a la región de Waitomo para ver las…
  2. Northland, la Nueva Zelanda del norte - Mi casa es redonda | Mi casa es redonda - […] submarinismo, nadar con delfines… Pero ahí está el problema, después del derroche en Whanganui, Waitomo, Rotorua y Hobbiton nuestro presupuesto no se podía permitir el…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *