Lombok, Komodo y Flores: Travesía en barco y dragones

Lombok, Komodo y Flores: Ruta en barco y dragones

En barco de Lombok a Flores, buscando al dragón de Komodo

Como contaba al final de las Islas Gili, hemos pasado unos estupendos días en un pequeño barco (matizo lo de velero que dije: tan sólo tenía una pequeña vela en la proa y apenas se usaba) entre Lombok y Flores, surcando los mares indonesios haciendo snorkel y viendo dragones de Komodo. Y me ha costado un poco más de la cuenta escribir por la conexión a internet y el traqueteo de los últimos días.

Una ruta de 4 días en barco de Lombok a Flores da para muchas cosas: Puedes hacer snorkel en lugares solitarios, visitar pequeñas islas con cascadas o lagos de agua salada, nadar con gigantescas mantas rayas, ver dragones de Komodo, disfrutar de la tranquilidad del mar y el sol mientras ves el tiempo pasar y por supuesto conocer a un buen grupo de gente que está haciendo lo mismo que tú.

Las comodidades del barco no son muchas, pero si no tienes problemas en dormir en una colchoneta junto a otras 20 personas, eres capaz de sustituir la ducha por agua del mar durante 4 días e incluso sobrevivir sin esa piedra angular de la vida… ¿cómo se llamaba…?  …Teléfono móvil! Entonces la experiencia es recomendable 100%: te encantará!

Eramos 25 personas en el barco, aparte de la tripulación y nuestro pequeño guía,  poco a poco vas cogiendo confianza con la gente hasta formar una atmósfera muy buena, e incluso en las comidas (todas ellas incluidas) la gente se comportaba y llegaba a haber suficiente para todos, pese a no ser muy abundantes y poner todo en el medio de la cubierta a grito de “marica el último!”

 

Durante el primer día prácticamente sólo navegamos e hicimos una parada en una solitaria playa para nadar. Hay que tener en cuenta que montas en el barco a eso de las 12:00.

El segundo día hicimos algunas paradas de buen snorkel y visitamos un par de islas: Moyo Island, donde haces una leve caminata por semi-selva y visitas unas cascadas y pozas, y Satonda Island, un pequeño islote formado por un aro de colinas que encierran un lago de agua salada en su interior.

 

 

 

 

El tercer día lo empezamos con un buen snorkel mañanero en Lava Island, después una visita a la Pink (o Red) Beach, aunque el nombre tampoco le hace mucho honor. Tras ello fuimos a Manta Point a buscar gigantescas mantas, aunque nos dijeron que dependía de la suerte verlas o no. Finalmente dimos con una y estuvimos nadando y haciendo snorkel tras ella más de media hora, espectacular! La pena es no tener fotos!

Para finalizar el día llegamos a la isla de Komodo, dispuestos a buscar al legendario dragón de Komodo. Cuando llegamos nos dijeron que esta época es la peor para verlo porque están en proceso de apareamiento. Al parecer la población de dragones es de 3 machos por cada hembra, y durante los meses de Julio y Agosto las hembras deciden irse a las montañas, así que los machos (cómo no!) van detrás, y allí se pelean entre sí para ver quién consigue su objetivo. Conclusión: es una vida desdichada la del dragón de Komodo macho: sólo tienes 2 meses, te toca subir a las montañas en persecución y finalmente pegarte con otros 2 como tú.

Estuvimos paseando durante cerca de hora y media por la isla que sería la gran decepción del viaje, porque efectivamente: NO vimos ningún dragón de Komodo en la isla de Komodo! Pero nos dijeron que no nos preocupáramos ya que en la isla de Rinca siempre se ven más dragones que en la isla de Komodo.

El cuarto día fuimos temprano a la isla de Rinca, donde estuvimos un par de horas buscando dragones, y aquí tuvimos suerte!! Llegamos a ver cerca de 8 dragones en nuestro recorrido, aunque varios de ellos fueron prácticamente en el poblado. Lo más peligroso de los dragones de Komodo es su saliva, en la que habitan varias bacterias muy peligrosas. Una de las tácticas de caza del dragón es morder a su víctima (por grande que sea) y esperar pacientemente a que las bacterias de su saliva acaben con ella. Hay que tener cuidado con ellos, aunque en todo momento vas con varios rangers armados con largos palos para contenerlos si se muestran agresivos.

Como última parada de nuestro viaje, a una media hora de llegar a Labuan Bajo -nuestro destino en la isla de Flores- hicimos una última breve parada para hacer snorkel en una bonita playa, y desembarcamos finalmente en nuestro destino.

 

 

 

 

Y eso es toda la experiencia durante estos días en el barco. Pero después de esto hay más, aún más.

 

Nuestra intención a partir de aquí era recorrer la isla de Flores y después ir a Timor Oriental, para visitar este país y salir de Indonesia antes de que expirara nuestro visado de un mes. Pero tras muchas indagaciones, búsquedas, preguntas, dolores de cabeza y consultas hemos decidido abortar la misión porque nos iba a costar sudor y lágrimas llegar. Los barcos a Kupang, la capital de Timor Occidental, pasan muy pocas veces al mes y ni siquiera sabíamos cuándo ni encontramos nadie que nos lo pudiera decir con exactitud. Los autobuses que salían de Labuan Bajo hacia el interior de Flores estaban completos para los próximos dos días, y la única opción de salida que no fuera un avión pasaba por coger un ferry Pelni a la isla de Sulawesi al día siguiente; pasan cada semana más o menos.

Así que viendo casi imposible llegar a Timor Oriental antes de que nuestro visado indonesio expirara (tramitar el visado de entrada a Timor en Kupang lleva varios días) nos hemos decantado por la opción de venir a Makassar, la capital de Sulawesi (o Celebes en español), en el ferry Pelni nocturno.

 

Makassar es una ciudad grande, la más grande de la isla de Sulawesi, con millón y medio de habitantes. Aquí hemos estado 4 días extendiendo nuestro visado indonesio (tardan 3 días) y desde aquí salimos mañana, tras recoger el visado y el pasaporte en inmigración, hacia el norte de la isla, para conocerla un poco más a fondo. Al menos hemos recuperado fuerzas en estos 4 días, que ambos hemos sufrido algunos contratiempos físicos, hay que tener cuidado con la comida. Espero volver a coger algo de peso, en el hospital la báscula decía (madre, no leas esta parte!) que peso 8 kilos menos que antes de empezar el viaje, así que si os cuesta verme seguid buscando.

Supongo que todos estos nombres te sonarán a chino, así que hasta que haga un buen mapa de ruta habrá que buscar en Google dónde están. Memoriza Sulawesi porque los próximos capítulos serán aquí!

PD: Precios y formas de visitar Komodo y datos de transporte: en la pestaña de arriba de “Datos Prácticos”

 

 

Datos Prácticos

Visitar Komodo

Para ir de la isla de Lombok a Flores y visitar los míticos dragones de Komodo en Komodo y Rinca hay dos opciones baratas (la cara es el avión):

  • Por 400.000 IDR (25€) un bus te lleva al este de Lombok, se monta en un ferry, cruza a Sumbawa (la isla entre Lombok y Flores) y te bajas en el extremo oriental. Desde allí un ferry te lleva hasta Labuan Bajo, en Flores. El viaje total dura unas 30 horas estimadas. Una vez en Labuan Bajo buscas un tour en barco para que te lleven a ver las islas de Komodo y Rinca y sus dragones. Los precios pueden oscilar bastante dependiendo de dónde y cómo lo contrates. Normalmente lo suyo es hacer el tour en barco durante 2 días y una noche, durmiendo en el barco. Nos dijeron que por un “todo incluido” pagas más o menos 1000000 IDR (62 €), pero supongo que también lo puedes hacer por separado, lo que implica pagar el barco, el guía/cocinero, rangers en el parque, ticket de entrada al parque y demás.
  • En nuestro caso cogimos el tour de 4 días y 3 noches en un pequeño barco que te lleva desde Lombok hasta Flores. Hay que decir que el barco es de estilo bastante “mochilero”, durmiendo todos juntos en colchonetas (aunque hay algún camarote por más dinero) y por supuesto sin duchas. Te incluyen todas las comidas, bastantes snorkels, visitas a un par de islas y las visitas al parque nacional de Komodo (sólo tienes que pagar por la cámara de fotos, 50.000 IDR – unos 3 €). El precio oficial es de 1.750.000 IDR (109 €), nosotros tras un breve regateo lo conseguimos por 1.600.000 IDR (100 €) y nos incluían el transporte dentro de Lombok hasta el puerto de salida (una hora de viaje). La empresa que lo organiza se llama Wanua Adventures, y hoy por hoy sale miércoles y sábados desde Lombok.

 

Transporte

Aparte del transporte ya mencionado arriba para llegar a Komodo desde Lombok, moverse dentro de la isla de Flores es un poco limitado. Se nota que el turismo decrece conforme te alejas de Bali y a veces es complicado encontrar datos fiables incluso entre la gente que se dedica al turismo. Quizás la mejor manera de moverse por Flores sea en vehículo propio. Los tours de varios días por la isla tienen unos precios desorbitados (a raíz de millón de rupias el día, más o menos) y en nuestro caso los billetes de bus para los dos días siguientes estaban vendidos. La isla es grande y las carreteras malas, así que cuenta con muchas horas de viaje.

Moverse en ferry entre islas indonesias se suele corresponder con Pelni, la empresa nacional de ferrys. En nuestro caso hemos cogido uno de 18 horas de Labuan Bajo (Flores) a Makassar (Sulawesi), durmiendo en Economy (grandes dormitorios abiertos pero decentes) y con unos baños (agujeros) en los que mejor entrar con pinzas en la nariz y NO tocar nada. Aparte de eso es barato y la gente es simpática. Lo malo es que los horarios de Pelni son muy escasos, muchas rutas tienen sólo 3 barcos al mes o puede que sólo 1, así que comprueba bien la disponibilidad de las rutas que quieres hacer antes de pensar que podrás llegar a la ciudad, comprar un billete y montarte en un barco sin más. Para comprobar los horarios lo mejor es usar la web: Rutas y Horarios Pelni. No puedes comprarlos online, tienes que ir a alguna de sus pequeñas oficinas locales.

 

 

Ferry Pelni
Ferry Pelni
Dormitorio del Ferry Pelni
Dormitorio del Ferry Pelni

 

 

 

Todas las Fotos

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22 comments