Navigation Menu
Udaipur y Pushkar, en Rajastan

Udaipur y Pushkar, en Rajastan

on 12/04/2015

Share This:

Udaipur y Pushkar, en Rajastan

Nos despedimos de las playas de Goa y seguimos nuestra ruta por India rumbo norte hacia Rajastan, para lo cual tenemos que parar en Mumbai (Bombay).

A Mumbai sólo le dedicamos un día. Es la ciudad más grande de India, por delante de Delhi, y la impresión que nos dio es que es más limpia y menos caótica que otras ciudades del país. Se nota que aquí hay más dinero. La industria de Bollywood tiene su base aquí, y una de las cosas que queríamos hacer en India era intentar salir de extras en alguna película.

Paseamos por el barrio de Colaba, visitamos la famosa Puerta de India y el impresionante y lujoso hotel Taj Mahal y caminamos por los alrededores. Intentamos encontrar alguien que nos ofreciera algún papel protagonista en alguna superproducción india, queríamos matar y bailar a partes iguales junto a miles de indios, aunque nos conformaríamos con un pequeñito papel de extra. Para llegar a megaestrella hay que empezar desde abajo.

El caso es que no encontramos nada ni nadie y decidimos que no queríamos pasar mucho tiempo en una ciudad tan grande, así que compramos los billetes para salir al día siguiente en autobús hacia Udaipur, nuestro primer destino en Rajastan. Fue entonces cuando, saliendo de nuestra guesthouse, un indio se nos acercó diciendo que trabajaba para Bollywood y nos ofreció salir de extras en una película para el día siguiente. ¡Maldita mala suerte, ya teníamos los billetes comprados! Tuvimos que rechazarlo, viendo como todo aquello por lo que habíamos luchado desde pequeños se desvanecía, nuestros sueños e ilusiones truncados… Ya nunca seríamos estrellas de Bollywood.

Puerta de India, Mumbai

Con una familia frente al Taj Mahal hotel, Mumbai

Tras coger un bus nocturno desde Mumbai llegamos a Udaipur, el primero de los dos lugares a visitar en Rajastan. Vosotros diréis: “¡Oye, pero en Rajastan hay más lugares!” Es cierto, pero en mi anterior visita a la India hace 4 años ya visité esta zona, conociendo lugares como Jaipur, Jodhpur, Pushkar y Jaisalmer, así que decidimos saltarnos varios de ellos y nos íbamos a limitar sólo a conocer Udaipur y Pushkar. Os he pegado los enlaces de estos capítulos de hace 4 años, por si os interesa. Era un tío serio por aquel entonces.

Udaipur, la cual no conocía, nos sorprendió para bien. Junto al lago Pichola, la ciudad se asienta a la sombra de su gran palacio, un poco elevado. Con pequeñas callejuelas que desembocan en algunos ghats junto al lago, Udaipur tiene bastante encanto para pasar varios días. Aprendimos a cocinar comida India en nuestra guesthouse familiar, conocimos varias de sus costumbres y forma de vida y recorrimos la ciudad de arriba a abajo. También fuimos a ver la puesta de sol al sitio más famoso, el Sunset Point, al que se puede subir en un barato teleférico. Como buenos españoles llegamos tarde a nuestra cita con el sol y éste ya se había escondido cuando conseguimos llegar a la cima, pero aún así disfrutamos de la panorámica de toda la ciudad y el lago desde arriba.

Vistas de Udaipur desde nuestra guesthouse

Cocinando comida india

Jagdish temple, Udaipur

Tribus de monos, Udaipur

El centro de Udaipur, junto al lago

Vistas de Udaipur

Atardecer sobre Udaipur

El Palacio de Udaipur (250 rupias por persona + 250 rupias por cámara) es la visita más obligada de la ciudad. Es el típico palacio de sultán de Rajastan, enorme y fastuoso. Como era el único que íbamos a ver no dudamos en pagar la entrada y la verdad es que no nos decepcionó. Quizás si planeas ver todos los fuertes y palacios de la zona acabes saturado (todos se parecen entre sí) pero como visita única nos pareció muy interesante.

El palacio es bastante grande, prácticamente echamos toda la mañana allí, y vino bien para escondernos del calor de las calles. Además te sirve para ver como era la vida de palacio hace no demasiado, ya que éste estuvo ocupado y en funcionamiento hasta hace escaso medio siglo. Desde arriba hay también algunos rincones con buenas vistas de Udaipur y del lago Pichola y dentro del palacio se pueden ver bastantes piezas de museo, pinturas y fotografías, además del mobiliario que usaban sus antiguos ocupantes.

Entrada al palacio de Udaipur

Carol en palacio

Asomate a la ventana

Udaipur desde el palacio

Jag Mandir, Udaipur

Dentro del palacio, Udaipur

Después de la visita a Udaipur fuimos a Pushkar, un pequeño pueblo sagrado que rodea un pequeño lago. De este sitio ya hablé 4 años atrás, pero por si no os acordáis (ya os vale) allá vamos otra vez.

Pushkar es una extraña mezcla. Por un lado tienes cientos de hippies, artesanos y comerciantes venidos de cualquier lugar de occidente (muchos de España) que llegan hasta aquí para comprar barato y luego vender en Europa, atraídos por los precios bajos de las materias primas (ropas, piedras, complementos) de sus muchas tiendas y talleres. Por otro lado tienes un sinfín de peregrinos hindúes que vienen a este lugar santo a visitar uno de los pocos templos que existen en la India dedicados al dios Brahma, así como a presentar sus plegarias y honrar con flores al sagrado lago de Pushkar.

El famoso templo de Brahma, dicho sea de paso, te deja bastante indiferente. Lo mejor es ver la ciega devoción de los peregrinos, que se agolpan por rozar y tocar algunos iconos sagrados. Aparte de eso, el conjunto es pequeño y tiene poca chicha, como los indios o como yo hoy por hoy. No se pueden hacer fotos dentro. De hecho no se puede ni entrar con cámara.

En cuanto al lago y sus 52 ghats, es un lugar lleno de encanto y muy peculiar. Sobre todo por la mañana, cuando cientos de indios vienen a pedir y mejorar su karma en los escalones junto al agua. Lo peor para mí son los “aprovechados” de todo esto. Quizás sea mi punto de vista poco religioso y espiritual, pero ver a los numerosos tipos vestidos de blanco que te dan sus bendiciones según te acercas al agua y te limpian los chakras y las energías a cambio de una buena donación me enerva. Sobre todo por ver como tantos y tantos indios aceptan y pagan. Me parece que eso es ganarse la vida a costa de las necesidades de los demás. Como bien nos dijo un indio en un tren, hasta aquí sólo vienen a pedir a los dioses aquellos que tienen problemas. Cuando las cosas te van bien no te acuerdas de los dioses.

Camellos en la calle, Pushkar

Procesión de fieles en Pushkar

Ofrendas y baños en los ghats de Pushkar

Antiguas casas en Pushkar

Templo Sikh en Pushkar

Vendedores callejeros, Pushkar

Carol solitaria en los ghats de Pushkar

Viendo caer la tarde en Pushkar

Atardecer en Pushkar

Una de las muchas entradas a los ghats, Pushkar

Vacas intentado profanar un templo, Pushkar

Los pájaros sobre Pushkar

Vacas sagradas y ghats, Pushkar

Tú qué miras?

Despúes de haber pasado más de una semana entre Udaipur y Pushkar continuamos camino hacia el este. La siguiente parada será un sitio no demasiado conocido… La tumba más impresionante del mundo. ¿Sabéis cuál es, verdad?

Me despido con unas cuantas de las muchas fotos que los indios siempre te piden que te hagas con ellos. Es un no parar, vayas donde vayas. Si vienes a India tú sólo no te preocupes por salir triste y solitario en las fotos, siempre hay un indio amigo (o curioso) que querrá salir contigo.

Otro indio deseoso de fotografías

Señoras alegres con Carol, Pushkar

Carol y sus momentos de fama, Pushkar

Alojamiento

  • Mumbai

Dicen que Mumbai es posiblemente la ciudad de la India con el alojamiento más caro, estando la mayoría de los más asequibles en el barrio de Colaba. Aquí lo más barato que encontramos fue el India Guesthouse. Es un tercer piso de un edificio y las habitaciones son como cabinas separadas por paredes de contrachapado y el techo abierto, así que no hay demasiada intimidad. El baño es compartido, pero los que hay están muy limpios. Hay wifi y agua caliente. Las habitaciones dobles cuestan 650 rupias sin ventana (más pequeñas y lúbubres) o 750 rupias con ventanas. Las individuales cuestan 600 rupias.

Mumbai - India Guesthouse

Mumbai – India Guesthouse

Otras opciones que vimos fueron el Sea Shore, en el mismo edificio pero un piso más arriba que el India Guesthouse, y más caro que éste. También el Lawrence Hotel, habitaciones dobles por 950 rupias, un poco más al norte de Colaba. Y por último el Red Shield Salvation Army guesthouse, con cama en dormitorio compartido por 350 rupias.

  •  Udaipur: 

En el centro de Udaipur, junto al lago, hay varias opciones de alojamiento por 300-400 rupias (y más caro). Nosotros nos quedamos un poquito más arriba, en el Pleasure Guesthouse, muy familiar. El dueño, Gitu, era muy majo y hablador. La habitación doble, por 350 rupias, era grande y con balcón. La pega es que el baño es compartido y de letrina, no de taza. Pensamos en cambiarnos pero el dueño nos cayó bien. Lo bueno es que quieres te puede preparar una buena cena india y te enseña a cocinarla, te metes en la cocina con él y te va contando cómo hacer los platos y participas en el proceso. Lo malo es que cobra las comidas un poco por encima de lo que debería, para ser tan familiar. También tiene habitaciones individuales por unas 200 rupias.

Udaipur - Pleasure Guesthouse

Udaipur – Pleasure Guesthouse

  • Pushkar: En Pushkar buscábamos un sitio con piscina para esquivar el calor. Primero probamos en el que estuve yo hace 4 años, el Navaratan Palace, junto al templo de Brahma. Hace 4 años pagué 500 rupias por una habitación doble, hoy esas habitaciones ya cuestan 750 rupias. Así que, pese a que la piscina es grande y está genial, decidimos ir a otro sitio.

Al estar lleno el siguiente sitio con piscina, la primera noche estuvimos en el Shankar Palace. Habitaciones por 250 – 300 rupias con baño y agua caliente. Estaba correcto.

Pushkar - Shankar Palace

Pushkar – Shankar Palace

Al día siguiente nos cambiamos al Narayan Palace, junto al otro. Están a unos 5 minutos al noreste del lago, cerca de la carretera principal. Tiene habitaciones dobles por 400 y 500 rupias, a nosotros nos las dejó en 380. Tiene baño con agua tibia (no llega a salir caliente), la habitación es parecida al sitio anterior, pero tiene un gran jardín y una buena piscina bastante limpia, aunque un poco pequeña. La pega es que cuando fuimos nosotros estaba atiborrado de israelís, con lo que eso suele suponer. Pero si soportas su música trance a todas horas y su falta de modales, es un buen sitio para quedarse unos cuantos días.

Pushkar - Narayan Palace

Pushkar – Narayan Palace

Pushkar - Narayan Palace (piscina)

Pushkar – Narayan Palace (piscina)

Transporte

    • Bus Goa – Mumbai: Como seguía siendo imposible encontrar billetes de tren (todos llenos), cogimos un bus de Goa a Mumbai. Pagamos 750 por un sleeper bus que salió de Mapusa a las 21:00 y llegó a Mumbai a las 10:00, con retraso. Hasta Mapusa desde Anjuna se puede ir en bus público.
    • Taxis en Mumbai: Los taxis aquí son bastante baratos y ojo, están obligados a poner el taxímetro. Pagamos unas 100 rupias por hacer alrededor de 5 kilómetros de trayecto dentro de la ciudad.
    • Bus Mumbai – Udaipur: 800 rupias cada uno, otro Sleeper bus. Salimos a las 14:00 y llegamos a Udaipur a eso de las 6:00 am.
    • Rickshaw en Udaipur: Cuestan alrededor de 50 rupias para moverte por la ciudad.
    • Teleférico de Udaipur: Para subir al Sunset Point hay un teleférico que cuesta 78 rupias por persona i/v.
    • Udaipur – Pushkar: Fuimos en tren, en segunda clase, asientos. El billete nos costó 220 rupias. Salimos a las 6:00 y llegamos a Ajmer (Pushkar no tiene estación de tren) a las 11:00. Desde la estación de tren de Ajmer tienes que ir a la de buses. En rickshaw te piden unas 60-80 rupias. En bici rickshaw unas 20-30 rupias y hay una especie de rickshaw grandes compartidos (rollo bus) que tarda algo más pero cuesta 7 rupias. Una vez en la estación de buses, el bus de Ajmer a Pushkar cuesta 14 rupias y tarda unos 45 minutos en llegar. También puedes ir en taxi desde la estación de tren hasta Pushkar, directamente, pero te piden unas 300 rupias.

Comida

La comida en Udaipur y Pushkar se similar a otros sitios de la India que hemos visto, aunque con más especialidades del norte de la India. Puedes encontrar de todo, desde comida india hasta comida occidental. Los precios son baratos. Hay que tener en cuenta que Pushkar, al ser una ciudad sagrada, es estrictamente vegetariana y sin alcohol. De hecho, es complicado encontrar huevos también. Alcohol sin embargo es más sencillo conseguir, hay restaurantes que te venden cervezas por unas 120-150 rupias la lata de 500 ml.

Todas las fotos, posts e información de India

 


Las playas de Goa y Gokarna
Agra y Varanasi, la India más famosa

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *