Navigation Menu

Oscilando entre Argentina y Chile

Posted by on 18/12/2008 in América, Argentina, Chile, Diarios de viaje, Recorriendo Latinoamérica | 0 comments

Oscilando entre Argentina y Chile

Share This: Aquí ando de nuevo, agotando los últimos cartuchos con el Regue tras bastantes kilómetros recorridos desde la última vez que escribí. En esta última semana hemos pasado del frío al calor, de los despoblados y agrestes territorios surpatagónicos a los verdes bosques e infinidad de lagos de la zona más septentrional de la Patagonia. Y cómo en estos 40 días que llevo de viaje, la lluvia nos respeta. Comenzamos en Bariloche, capital de la región de los lagos Argentina, y tras pasar una noche nos encaminamos a Chiloé, tal y como teníamos previsto. Se trata de una isla chilena cercana a sus costas, notablemente distinta culturalmente del resto de Chile, también lo son sus habitantes. Me sorprendió su escasez de turismo, al menos en el tiempo que estuvimos nosotros, que fueron dos días en los que vimos de verdad como viven los chilenos en esta pequeña isla del Pacífico y que aprovechamos recorriendo algunos de sus rincones casi en soledad. Después de esto fuimos a Puerto Varas, en la región chilena de los lagos. Allí nos reunimos un par de días con Eli, con quien ya compartí varios días de viaje en Salta y Jujuy, al norte de Argentina. Aprovechamos los tres para hacer una escapada a Petrohué y sus famosos Saltos, donde casi fuimos devorados por los tábanos, pero lo pasamos bien, al igual que en Puerto Varas. Y llegó la hora de despedirse de Chile, curioso país con curiosas gentes, imposible entenderles cuando hablan deprisa, más si utilizan todos esos “chilenismos” que tienen en su lenguaje. Es un lindo país, limitado en su geografía por ese gigante que son los Andes, imposible cruzar al sur del país si no es por Argentina o mar, y dotado de extensa naturaleza con mucho todavía por explorar. Salimos de Chile por donde entramos días antes, cruzando de nuevo a Bariloche; allí estuvimos otra noche en la que el Regue y yo nos erigimos como asadores para hacer un maravilloso asado argentino para 12 personas en el albergue. Todo el mundo quedó satisfecho, cumplimos con las expectativas, somos profesionales. El Bolsón es un pueblo pseudo-hippy a un par de horas al sur de Bariloche, en él pasamos un par de días, en los que aprovechamos para hacer alguna excursión por sus alrededores (pero ya con más calma) y caimos un poco en la tentación de su feria artesanal callejera, celebrada el martes. El albergue en el que estuvimos estaba genial, un remanso de paz a 3 km del pueblo, una gran casa de madera en la que relajarse y disfrutar del entorno. Por último estamos de nuevo en Bariloche, llegamos ayer por la tarde, hicimos otro asado de bifé de chorizo (esta vez sólo para los dos) y dentro de unas horas ya abandonaremos la región de los Lagos; salimos hacia Buenos Aires en un viaje de unas 20-22 horas de autobús, el Regue ya se va el próximo sábado por la mañana, me abandona. Yo aún no se que haré cuando se vaya, se acerca la navidad (aunque sea una Navidad a 40 grados) y por ahora mi planteamiento es quedarme un par de semanas en Buenos Aires. De hecho ahora mismo mi idea es trabajar en un hostel durante esas dos semanas, ahorrar en alojamiento y comida...

read more

El fin del mundo

Posted by on 04/12/2008 in América, Argentina, Chile, Diarios de viaje, Recorriendo Latinoamérica | 0 comments

El fin del mundo

Share This: Llevaba una semana sin actualizar, ha sido una semana intensa en la que he pasado del asfixiante calor de Córdoba al frío glaciar de Ushuaia, el Fin del Mundo. Llegó el Regue a Buenos Aires el pasado viernes; él será mi compañero durante estas 3 semanas, hasta el 20 de Diciembre, con lo cual mi viaje ha entrado en una dinámica y un ritmo bastante elevado por adaptarnos a sus necesidades, que no son otras que rentabilizar sus vacaciones perdiendo el mínimo tiempo posible. Y qué hemos hecho? Pues intentaré resumirlo… Ese mismo viernes nos dio alojamiento Chompiras, un amigo porteño que nos trató a cuerpo de rey y al que le tenemos que agradecer su hospitalidad. Paseamos por Buenos Aires, cenamos un buen asado en su terraza y salimos por la noche (a subir mucho la media de edad del pub al que fuimos :P). Un saludo, crack, nos veremos de nuevo! Al día siguiente el Regue y yo nos agarramos (coger está feísimo) un vuelo a Ushuaia, la ciudad más austral de Argentina. Allí pasamos casí 3 días espectaculares, ya que a ambos nos encantó la ciudad y sus imponenetes montañas que la escudan y le dan un entorno único tan increible. Salimos un día de treking por el Parque Nacional Tierra del Fuego con Ivan y Xavi, dos chavales de Sabadell que conocimos, conseguimos completar una ruta de 18-20 km muy agradable. Al día siguiente hicimos una navegación en un velero por el canal Beagle. Fue un capricho, queríamos velero. Lo malo? Que se levanto un día nefasto, con mucho viento, y a los 10 minutos de excursión estabamos total e irremediablemente empapados. En mi caso iba delante del todo y desde el principio tenía encharcadas las zapatillas, pantalones y camiseta… (todo ello pese a tener chubasquero y pantalón de agua). Así que pasé 4 horas maravillosas con frío antártico en los pies, pero la experiencia no la cambio, palabra. Además, qué demonios, soy indestructible y he conseguido no ponerme ni medio malo. Después de eso queríamos subir a un glaciar, pero yo no tenía calzado -estuvo toda la tarde secándose en la estufa del albergue- así que no pudo ser. Y finalmente ayer por la mañana salimos de Ushuaia y, atravesando en ferry el estrecho de Magallanes, llegamos a Punta Arenas, donde pasamos la noche para hoy llegar a Puerto Natales, ambas ciudades en la Patagonia sur Chilena. Mañana visitaremos Torres del Paine, un espectacular conjunto de montañas aquí en Chile, pero por desgracia solo estaremos un día visitándolo, cuando lo realmente interesante es hacer la “W”, un circuito de 5 días de treking que las rodea. Desafortunadamente, el tiempo manda… Así pues… aquí estamos ambos, con ganas de comernos la Patagonia pero limitados bastante por el tiempo. Espero y confío en que lo podamos aprovechar! Mil saludos! PD: Esta vez me he pasado escribiendo. Ya me estoy poniendo pesado, eh. Ver todas las fotos de Argentina Ver todas las fotos de...

read more

Atacama

Posted by on 23/11/2008 in América, Chile, Diarios de viaje, Recorriendo Latinoamérica | 0 comments

Atacama

Share This: Es un auténtico gustazo entrar aquí y ver todos vuestros comentarios, eso sube la moral a cualquiera! Al final sí llegué a San Pedro de Atacama, un día más tarde por el incidente de la cartera, pero llegué.San Pedro es un pueblecito del noreste chileno, en el cual se junta la triple frontera con Bolivia y Argentina. El pueblo en sí es pequeño y recontraturístico (lo siento, herencia Argentina) pero tiene unos alrededores fantásticos, ya que se encuentra enclavado en pleno salar de Atacama, el más seco del mundo y el tercero más grande. He estado 3 días en la zona, alojándome en el camping “Casa del Sol Naciente” – “Behind” para los amigos-, donde conocí mucha y muy buena gente, entre ellos un californiano llamado Sammuel con el que hice casi todos los tours y excursiones por la zona. Y qué se puede hacer en San Pedro? Pues en el pueblo en sí poco, la verdad, pero entre otras cosas en toda la zona alquilamos una bici (rompí la cadena a 5 km de San Pedro, en el valle de la Muerte), convivimos con toda la buena onda que había en el camping todas las noches, hicimos excursiones a geisers (donde se estaba a 10º bajo cero) para una hora después bañarnos en piscinas termales a 35º, paramos a ver llamas, flamencos… también están el Valle de la Muerte, el Valle de la Luna… en fin, es un buen entorno en el que pasar varios días, aunque el pueblo no es barato para ser Chile. Pero eso ya pasó, después de 3 días en Atacama salí junto con Rubén (un navarrico que conocí en el camping) hacia Salta (Argentina) en 12 horas de autobús, donde conocimos a Eli (catalana), Manuel (Suizo) y Kevin (irlandés), y anoche llegamos los 5 a Salta, donde pretendemos, tras la fiesta y el asado de esta noche en el albergue, alquilar un coche para recorrer la zona durante varios días. Y poco más me queda por contar después de este pequeñísimo resumen. Bueno sí, que estoy genial, me siento a gusto viajando y conociendo a mucha gente, es lo que quería, y veo que hay mucha gente como yo, con ganas de recorrer mundo por mucho tiempo, y que al final todos nos encontramos en el camino y nunca vas sólo, pese a que llevo muy poco tiempo veo que va a ser una grandísima experiencia, y lo realmente bueno de todo esto no es pensar en los meses que aún me quedan, si no vivirlos. A comer! Ver todas las fotos de...

read more

Al mal tiempo, buena cara

Posted by on 18/11/2008 in América, Chile, Diarios de viaje, Recorriendo Latinoamérica | 0 comments

Al mal tiempo, buena cara

Share This: Ya he perdido la cartera, genial! Ya sabéis que soy persona de hacer rápido las cosas, así que para qué esperar? El caso es que iba en un bus Santiago-San Pedro de Atacama (24 horazas de bus) y yo con unos pantalones comodísimos para la ocasión pero con bolsillos poco fiables, así que llevaba todo en mi mochila a mis pies. Pues cuando me he dado cuenta por la mañana me había desaparecido la cartera… y el ladrón en cuestión ya se habría bajado del bus. Pero bueno, solo llevaba todas mis tarjetas tarjetas y mi dinero, no es problema, jajaja! En fin, hay que tenerlos cuadrados para robarme en medio del bus cuando todos duermen, pero parece que nadie le ha visto… De todos modos es un contratiempo, pero lo que no te mata te hace más fuerte, no? Además ya lo he medio solucionado y aunque ahora mismo no tengo un duro y estoy en Antofagasta (me he bajado en cuanto me he dado cuenta), mañana espero tener gran parte del problema solucionado y tener dinero encima, y esta noche creo que ya tengo un cuchitril en el que puedo dormir, me falta hablar con una señora. Por lo demas genial, en Santiago he pasado 4 días increibles gracias a unos gallegos majísimos, en especial a Jesús, al que espero ver de nuevo en Buenos Aires dentro de un mes… la ciudad no es muy bonita de ver, pero tampoco me pareció fea, y tiene un ambientazo espectacular. La verdad es que se han portado muy bien conmigo, así da gusto! Saludos para Jesús, Ale, Adriana, Pintxo y Borja! Y ahora iba para San Pedro de Atacama a ver el desierto, pero aquí me he quedado, a 4 horas de distancia, en Antofagasta… mañana decidiré a donde voy finalmente porque esto me cambia levemente los planes. Pero como bien digo al principio… al mal tiempo, buena cara!! Ver todas las fotos de...

read more

Valparaíso

Posted by on 15/11/2008 in América, Chile, Diarios de viaje, Recorriendo Latinoamérica | 0 comments

Valparaíso

Share This: Aquí ando otra vez! Ahora mismo estoy en Santiago de Chile, alojado en casa de unos gallegos que estudian aquí y que conocí ayer, pero dejaré ese capítulo para otro día… El pasado domingo partimos desde Buenos Aires hacia Mendoza, 13 horas en un autobús que, como casi todos los de Argentina y Chile, debería ser la envidia de cualquier compañía europea de autobuses. Ahí SÍ que se puede descansar! Hablando ya de Mendoza, la ciudad en sí no tiene gran cosa, es la típica ciudad cuadriculada con poco o nada que visitar. Hicimos una visita a bodegas de vino en las afueras -Mendoza es el principal productor de vino del país- y paseamos por la ciudad y por su gigantesco y bonito parque Santa Lucía donde, por cierto, vimos a una señora muerta. De hecho lo mejor del día creo que fue el bifé de chorizo (chuletón, para que se entienda) que nos hicimos en la parrilla de la terraza del hostel y que nos costó 2 euros cada pieza… Valparaíso es otro cantar. Es una ciudad maravillosa, llena de encanto, aunque para llegar hasta ella tuvimos un largo día de autobús pues había huelga de aduaneros en el paso Libertadores, la frontera entre Chile y Argentina, y estuvimos muchas horas negociando con aduaneros y con los camioneros que bloquearon el paso con sus camiones. Hubo incluso algunos momentos de tensión pero finalmente todo se solucionó pacificamente y pudimos continuar. Vimos el Aconcagua, por cierto, ya que la carretera pasa junto a él muy cerca. En la terraza del hostel llegué incluso, en uno de mis delirios de grandeza, a sopesar la idea de quedarme y subirlo, jejeje… la idea fue rapidamente sustituida por una cerveza. Pero volvamos a Valparaíso. Es una excelente ciudad de artistas con coloreadas casas esparcidas por sus innumerables cerros, lo que le da ese aspecto tan pintoresco, y es un gustazo perderse entre ellos y visitar lugares como la Sebastiana -una de las casas de Pablo Neruda-, pasear en barca por su bahía o subir por sus ascensores de casi un siglo de antigüedad a los distintos cerros y miradores. En resumen, es pecado venir hasta Santiago y no acercarse a Valparaíso. Y nada, como decía al principio ahora estoy en la capital chilena en casa de unos gallegos, después de que ayer se fueran ya de regreso a España David y Silvia, mis compañeros de viaje durante casi una semana. Ayer fue una noche de esas “intensas”, estuve por Bellavista -el barrio bohemio- con los gallegos y amigos suyos chilenos, peruanos, ecuatorianos y mexicanos, un buen crisol, vamos. Y ahora me voy a seguir pateando la capital, yo y mi ligero dolor de cabeza… Por ahora me está gustando la ciudad, más de lo que esperaba, de hecho. Saludos desde Chile y mil gracias por leerme, por vuestros comentarios y por los consejos que recibo! Ver todas las fotos de...

read more