Navigation Menu

Datos Prácticos

Share This:

PREPARA TU VIAJE

Porque no todos los viajes son iguales no todas las planificaciones son iguales. Aquí voy a hablar de una planificación para un viaje por cuenta propia, no de viajes programados con agencias, ya que los preparativos son menores por tener gran parte de las cosas ya hechas. Evidentemente, siempre dependerá de muchos factores como la duración del viaje, el destino, el modo de viajar que prefieras… pero a grandes rasgos son una serie de consejos básicos y de sentido común para tener el mayor número de cosas posibles bajo control.

Destino

Decide tu destino o destinos, si dudas entre varias opciones un buen motivo para decantarte por uno de ellos es el precio del billete en las fechas en las que quieras viajar. También influyen otros factores como la situación política o climatológica. Infórmate de cuándo es la temporada de lluvias/huracanes/monzones, de cuándo es la temporada alta/baja y por qué. También es interesante saber si el destino es apto para turismo mochilero o por el contrario está mucho más enfocado a otro tipo de turismo. Buscar en otros foros y leer opiniones de quién ya ha estado allí es la mejor ayuda.

Información

Una vez decidido, busca en internet información disponible, pídela a las oficinas de turismo de los lugares a los que quieres ir o cómprate alguna guía (a mí las más útiles me parecen las Lonely Planet, por regla general). Puede parecer una chorrada, pero te pueden echar un cable en muchas situaciones. Si vas a recorrer varios países y viajas en plan hostels siempre puedes comprar la del primer sitio al que vayas y luego intentar ir cambiándola por la del siguiente país… a mí me ha funcionado. Un poco de historia, libros o cine previos siempre le darán un toque de color a tu viaje cuando llegues a los sitios de los que te has informado.

Visados

Tramitar los visados para los destinos a los que vas, teniendo en cuenta que muchos países te lo exigen para poder entrar en ellos, e incluso puede que te pidan más cosas como un seguro de viaje, voucher/invitación de entrada o reserva en algún alojamiento para concederte dicho visado. La información para saber qué necesitas la puedes encontrar en las páginas de los consulados/embajadas de los países que sean tu destino, o por medio de alguna agencia privada (siempre te saldrá más caro) como ésta, en caso de que seas español: http://www.visados.org/ . Ten en cuenta que la tramitación de los visados puede llevar un tiempo.

Vacunas

Dependiendo del destino es posible que requiera o al menos sea aconsejable algún tipo de vacunación previa. Puedes encontrar más información de esto en la pestaña “VACUNAS”.

La Ruta

La ruta puede estar previamente establecida o dejada en un formato más o menos libre. Un consejo, si no has hecho reservas en ningún sitio, no te amargues demasiado si los planes no se cumplen. Es mejor tomar el viaje tal y como viene, muchas veces surgirán contratiempos que hacen que dejes de visitar ese sitio que entraba en tus planes o de hacer aquellas actividades que querías… no hay problema, hay que tomárselo con filosofía y saber que tienes muchos sitios por ver y que no todo sale siempre según lo planeado. Además, no se puede ver todo, de lo contrario no tendrías excusa para volver.

Seguro de viaje

Si el viaje va a ser largo y por países con un sistema sanitario no todo lo eficiente que nos gustaría, no está de más contratar un seguro de viaje. Más que seguro de viaje, un seguro médico. Yo sólo lo hice una vez y lo hice con Ocaso, fueron los que me ofrecieron el mejor precio con diferencia de todos los que miré (si no recuerdo mal, unos 100 euros por un año de cobertura). No cubría gastos por cancelaciones, robos, extravíos, etc, pero sí toda la parte médica, que es lo realmente importante, y ojalá nunca haya necesidad de darle uso.

Reservas

Una práctica que no es mala es reservar el primer alojamiento al que vayas a ir; pese a que posteriormente no tengas la ruta definida sí que sabrás el sitio al que llegas y ahorrarás tiempo y esfuerzo si tienes el sitio ya elegido y reservado de antemano, mientras te aclimatas al país al que acabas de llegar.

Dinero y Documentación

Unos pequeños cuidados en cuanto a la seguridad e integridad de lo que es importante cuando estás viajando, como son tus documentos y tu dinero. Puedes encontrar más información de esto en la pestaña “DOCUMENTACIÓN”.

Compras

Pensar, unos días antes de comenzar el viaje, en lo que necesitarás llevar contigo, por si hubiera algo que necesitaras comprar. Puedes encontrar más información de esto la pestaña “LA MOCHILA”.

Mentalidad

Una vez de viaje, poner al mal tiempo buena cara ante los imprevistos que surjan. Te sentará mucho mejor la travesía. Hay que procurar siempre hacer un turismo responsable y respetar a la gente y los sitios a los que vayas, por muy diferente que sea su cultura de la tuya estás visitando su mundo, no el tuyo.

Y hasta aquí la retahila de cosas, que son en su mayor parte producto del sentido común, pero que siempre puede venir bien ver listadas ante tus ojos, porque muchas veces nos saltamos los pasos más importantes sin darnos cuenta. Si sirve de ayuda a alguien ya habrá cumplido su finalidad.

LA MOCHILA: QUÉ LLEVAR

Eterna pregunta, “qué llevar en la mochila?”. Si pones esas 5 mágicas palabras en Google posiblementeencuentres trillones de sitios con información al respecto, pero yo voy a poner también unas breves líneas hablando de ello, para el que encuentre esta dirección y le de pereza buscar más.

Primero de todo, el tamaño de la mochila. Dicen algunas malas lenguas que en función de la duración del viaje así debería ser la mochila. Yo no estoy para nada de acuerdo, de hecho creo que es perfectamente lógico llevar lo mismo para un viaje de 3 semanas que para uno de 1 año… siempre utilizarás lo mismo, de forma cíclica.
De lo que sí depende es, por supuesto, de a dónde sea tu viaje, y es que no es lo mismo irse 2 meses a recorrer las islas caribeñas que irse 2 meses a recorrer los Anapurna en Marzo. Por tanto, hay que tener muy claro cuál es el tipo de viaje que vas a hacer y qué equipo necesitas.
Yo hablaré tan sólo de un viaje no especializado. Con esto quiero decir que tu planteamiento no es hacer un viaje enfocado a realizar trekkings de alta montaña, ni escalada, ni necesitas equipo de submarinismo…

Y para este tipo de viaje, digamos estándar, yo lo que uso es una mochila de 60 litros, y la verdad, nunca me ha faltado espacio. Comprar una mochila muy grande tiene un problema, y es que cuando tienes espacio de sobra tiendes a ocuparlo. Pocas veces se cumple aquella máxima de “me llevo mi mochila de 80 litros para que me sobre sitio”. Mentira. Yo intento que mi mochila nunca pese más de 12 o 13 kg, y ya es demasiado muchas veces.

Aquí va un ejemplo de lo que he llevado yo en un viaje de varias semanas a algún destino cálido, por ejemplo:

Ejemplo de Mochila

  • – 5-6 pantalones (entre cortos, largos y bañador)
  • – 6-8 camisetas (entre cortas, largas y sin mangas)
  • – 1 chaquetilla (usable como almohada también)
  • – 6 calzoncillos
  • – 4-6 pares de calcetines
  • – 2 pares de calzado: sandalias/chanclas y zapatillas.
  • – Toalla
  • – Saco del Dechathlon superligero de hasta 15º. Todo un acierto porque no abulta casi.
  • – Pastilla de jabón lagarto para lavar ropa y toallitas húmedas. (también valen muchos artículos parecidos)
  • – Bolsa de aseo con: cepillo, pasta de dientes, cepillo del pelo, desodorante, champú, gel, body milk, ibuprofeno, fortasec, primperam y tiritas para las ampollas.
  • – Móvil, cámara de fotos, mp3 y sus respectivos cargadores.
  • – Memory stick, pendrive, pincho o como lo queráis llamar. Para fotos, datos… nunca viene mal y ocupa poco.
  • – Cinta/gorra para la cabeza: el mejor champú contra el pelo sucio. (esto va en función del pelo de cada uno).
  • – Navaja (albaceteña, claro).
  • – Baraja de cartas, ajedrez de viaje.
  • – Candado.
  • – Libro (o libros, depende).
  • – Linterna pequeña.
  • – Imperdibles y algo de hilo (nylon) y aguja, porque los rotos y accidentes ocurren.
  • – Bolsas vacías para ir guardando ropa sucia, botes con líquidos, etc.
  • – Guía de viaje, si procede.
  • – Gafas de sol.
  • – Algo de comida, como emergencia/subsistencia.

Con todo eso que he puesto arriba eres más que capaz de vivir el tiempo que te echen (teniendo en cuenta también el maldito dinero, por supuesto).

Otras cosas que pueden resultarte útiles, por ejemplo:

  • – Tapones para los oídos y/o antifaz, si tienes problemas para dormir.
  • – Cuerda para tender ropa, en caso de necesidad.
  • – Abanico, en climas excesivamente cálidos.
  • – Adaptador para enchufes, dependiendo del país.

Una cosa importante, para mí, es llevar una segunda mochila, pequeñita, donde guardar las cosas de valor y que se utiliza para excursiones, etc. Ahí es donde guardas normalmente las cosas de uso rápido, como la cámara de fotos, móvil, guía, gafas de sol, botella de agua, navaja, baraja de cartas… Y también la documentación y el dinero si procede, claro. Así puedes despreocuparte totalmente de la mochila grande, y en caso de que te la abran o la pierdas puedes estar tranquilo de que no perderás nada de vital importancia.

VACUNAS

Antes de viajar es aconsejable tener en cuenta si el país que pretendes visitar requiere algún tipo de vacuna. Para ello, lo mejor es acudir a tu médico de cabecera o pedir cita en el centro de vacunación internacional más cercano, allí te informarán de la necesidad o no de vacunas según tu destino y cuáles son éstas. Puedes echar un vistazo al listado de centros de vacunación de la web del ministerio para ver ubicación y horarios.

Lo normal es que, en caso de que el país al que vayas requiera vacuna, la única obligatoria sea la de la fiebre amarilla. El resto pueden ser más o menos aconsejables, pero ésta es teóricamente obligatoria para la entrada a ciertos países. Digo teóricamente porque a mí personalmente creo que nunca me la han pedido en ninguna frontera, aunque se supone que sí lo deberían hacer.

Vacunas recomendables son, aparte de la de la fiebre amarilla, las de la hepatitis A y B, cólera, fiebre tifoidea…

Por otro lado, existen enfermedades de las que no hay disponible vacuna y que pueden acabar siendo las más fáciles de contraer, como son la malaria y el dengue, ambas contagiadas por la picadura de un mosquito. En el caso de la malaria existe un tratamiento preventivo (con diferentes medicamentos disponibles, uno de los más comunes el Malarone), sólo útil si se va a estar pocos días tomándolo. En cualquier caso, lo mejor para evitar estas enfermedades es evitar en la medida de lo posible las picaduras del mosquito que las puede portar. Para ello, ya se sabe, sentido común: mangas largas en sitios con muchos mosquitos, buenos repelentes, mosquiteras para dormir…

También es importante tener cierta precaución, según el país en el que estemos, en beber agua embotellada y cuidar los alimentos que se consumen, para evitar contraer enfermedades como la hepatitis A , el tifus o el cólera, que se producen por la ingesta de agua o alimentos.

DOCUMENTACIÓN Y DINERO

Realmente, lo más importante para la continuidad y el éxito o no de un viaje es la documentación y el dinero (descontando la salud, por supuesto). Con ello, todo lo demás se puede arreglar. Con lo cual, como bien material más preciado, es bueno tener una serie de cuidados para no perder ninguna de las dos cosas. Yo aquí voy a poner algunas de las cosas que he hecho para tener precauciones, alguna vez no me han servido de mucho, todo hay que decirlo:

Documentación

Tener una copia escaneada del pasaporte en tu correo electrónico es bastante útil. Ante cualquier pérdida o robo siempre puedes recurrir de emergencia a un ciber e imprimirlo. No es lo mismo que el pasaporte original, evidentemente, pero te puede sacar de algún apuro.

Llevar dos identificaciones, como DNI y pasaporte, en sitios separados, tampoco es mala idea. Siempre es mejor perder una cosa que ambas. Intentar guardar el pasaporte en algún sitio fiable que lleves contigo encima, otra buena idea. Hay gente que es muy reacia a dejar su pasaporte en hoteles, etc (a veces lo necesitan para fotocopiarlo)… yo siempre lo dejo, y nunca he tenido ningún problema ni he oído de nadie que los haya tenido… hasta que pase, supongo.

Dinero

Se suele recomendar una riñonera interior para llevar tarjetas y el grueso del dinero. Yo alguna vez la he llevado, aunque me he acabado cansando y descartando… Sinceramente también creo que está bien para evitar hurtos por descuido, pero si alguien te va a atracar no creo que sea tan tonto como para no mirar si llevas una, estando ya tan extendidas.

A mí lo que mejor me funcionó, para un viaje largo, fue hacerme una cuenta con una tarjeta de débito en la cual nunca había demasiado dinero, y se daba la casualidad de que ese banco permitía sacar dinero en cualquier cajero del mundo sin comisión alguna. Aparte de eso, tenía una cuenta -de la cual no tenía tarjeta encima- con el grueso del dinero, y que permitía hacer transferencias gratuitas a la otra cuenta. Así, con la tarjeta que llevaba nunca tenía a disposición inmediata más de 300-500 euros, y cuando necesitaba dinero me conectaba a internet y hacía una transferencia, teniendo en mi correo electrónico la tarjeta de coordenadas para hacer dicha transferencia. Otra buena cosa es llevar más de una tarjeta, porque se estropean mucho, según cuánto tiempo estés y dónde. Y no es buena idea quedarse sin tarjetas para sacar dinero… Tener una tarjeta de crédito también es útil, hay cosas que no puedes pagar con tarjeta de débito.

En fin, recomendaciones hay muchas, y como digo, esto que escribo aquí no es más ni menos que sentido común.