Navigation Menu

Viaje por Oceanía y Asia – 15 meses en imagenes

Posted by on 11/04/2016 in Asia, camboya, China, Diarios de viaje, Filipinas, India, Indonesia, Laos, Malasia, Maldivas, Myanmar, Paises, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Un relato de Oceanía y Asia, Vietnam | 0 comments

Viaje por Oceanía y Asia – 15 meses en imagenes

Share This: Viaje por Oceanía y Asia – 15 meses en imágenes Ya ha pasado un tiempo desde que volvimos de este último gran viaje por Oceanía y Asia, desde entonces hemos estado ocupados en mil cosas distintas. Ahora quiero recordarlo con este vídeo recopilatorio de fotos del viaje, dedicándole así un buen homenaje. Aunque es complicado resumir 15 meses de viaje en un vídeo de 6 minutos, lo importante ha sido capturar la esencia y dejarnos un buen recuerdo. Sólo con editarlo ya lo ha conseguido. Espero que os guste, nos vemos en el próximo!   Aquí dejo el enlace directo a youtube, por si éste no se ve bien: https://www.youtube.com/watch?v=yRogzoBeF50 Estos son los países en los que estuvimos: Nueva Zelanda Islas Cook Australia Singapur Indonesia Malasia China Filipinas Vietnam Laos Camboya Tailandia Myanmar Sri Lanka Maldivas India La ruta y presupuesto de este gran viaje por Oceanía y Asia los podéis ver en el último post: http://micasaesredonda.com/ruta-por-asia-oceania-itinerario-gastos/ , así como en los 78 posts anteriores podréis encontrar todas nuestras historias e información práctica de los sitios en los que estuvimos, paso a paso....

read more

Sikkim y Darjeeling, a los pies de los Himalaya

Posted by on 04/05/2015 in Asia, Diarios de viaje, India, Un relato de Oceanía y Asia | 8 comments

Sikkim y Darjeeling, a los pies de los Himalaya

Share This: Sikkim y Darjeeling, a los pies de los...

read more

DELHI

Posted by on 26/06/2011 in Asia, India, Norte de la India | 0 comments

DELHI

Share This: Delhi, donde el caos comienza Dejo Delhi para el capítulo final. Realmente la verdadera y escasa visita a Delhi fue al principio del viaje, recién llegados de España pasamos un día entero (sin su noche) en la capital India. Alquilamos un taxi durante 8 horas que nos llevó a varios de los sitios más característicos de Delhi. Todo bajo la atenta recomendación de Patri, una amiga que lleva algún año viviendo allí. La volví a encontrar el último día a la vuelta, pero sólo para echar las típicas cervezas de rigor por la noche. Delhi… es demasiado grande. Como todo lo que es tan grande, tiene multitud de sitios para visitar, y éstos no carecen de encanto. Pero a mí creo que se me haría dífícil vivir en una ciudad como Delhi. Tiene de todo, desde barrios más modernos y preparados hasta los slums en los que la miseria es la única realidad que se conoce, pasando por la caótica y en cierta manera encantadora Old Delhi. Me chocó viajar en Metro. Mientras en la superficie la India sigue su curso, sus tradiciones y ese filtro a través del cual ven la vida, en el metro todo se convierte simplemente en eso: un metro. Como cualquier metro de cualquier ciudad del mundo: excesivamente fresco, nuevo, aséptico, limpio, moderno… pareces transportado a otro sitio totalmente distinto, como si ahí abajo se pudiera ocultar la realidad que existe arriba. El último día en Delhi me dio para quedarme en el barrio de Paharganj y hacer las típícas compras de última hora en el barato Main Bazaar, para reencontrarme con un grupete de andaluces con los que estuve tomando las últimas cervezas, también para volver a ver a una pareja de vascas que conocí en Agra, y apurar en definitiva las últimas horas en este extraordinario país. 3 semanas dan para bastante en la India, si las aprovechas. No hemos ido con excesiva prisa pero tampoco con calma, a razón de un par de días por sitio, en algunos lugares algo más, y aún así ¡qué sinfín de cosas que quedan por visitar! Puedo confirmar lo que todo el mundo ha oído siempre: la India no deja indiferente a nadie. A mí personalmente me gustó mucho, lo coloco en la lista de esos países que son diferentes, y su diferencia los hace sensacionales. La próxima vez tocará visitar el sur del país, creo yo, algo totalmente distinto, por lo que me han contado. Mientras tanto hasta aquí llega este diario, un poco serio ha quedado, a medio camino entre contar mis experiencias personales y detallar lo que el viajero puede encontrar en cada sitio de los que he visitado. Ha quedado un poco en tierra de nadie, y me ha faltado más dosis de humor para hacerlo más ameno. Pero es lo que hay, y lo he conseguido acabar, que no es poco. Hasta otra!! Ver todas las fotos de...

read more

AGRA

Posted by on 25/06/2011 in Asia, Diarios de viaje, India, Norte de la India | 0 comments

AGRA

Share This:  Agra y una de las 7 maravillas del mundo Y hasta aquí hemos llegado juntos los 4 integrantes de este fabuloso recorrido. Mi viaje duraba 3 días menos, con lo que en Varanasi nos separamos; mientras Durán, Meta y Jose se quedan más tiempo en la ciudad y luego se dirigirán a Kajhuraho, yo encamino mis pasos directamente a Agra, a ver el Taj Mahal, y posteriormente a Delhi para finalizar el viaje. El trayecto en tren Varanasi-Agra fue sin duda el más intenso para mí, y es que los trenes en la India son toda una experiencia. Estaba en lista de espera, esto quiere decir que sólo tienes plaza asegurada si hay personas que finalmente no utilizan su reserva, cosa que sabes tan sólo el mismo día de partida del tren. Algo parecido a un overbooking aereo, vaya. Me presenté en la gran estación de Varanasi, bajo la atenta mirada de cientos de indios allá por donde pasara… y tras varias gestiones en oficinas diversas y sabiendo que el tren iba totalmente lleno (por tanto mi billete de “waiting list” no servía de nada), compré un “open ticket“, que te da acceso a la General Class, y nada más. Luego la idea era colarme en Sleeper Class y negociar con el revisor una cama a cambio de la diferencia de billete. El billete me costó unos 2 euros al cambio, por 12 horas nocturnas de viaje. No es que el tren fuera lleno, es que iba totalmente lleno… las primeras horas de viaje aún había literas disponible, pero según fue avanzando la noche el tren se fue llenando de indios en la Sleeper Class y me fui viendo reducido a sentarme, primero en una esquina de una litera ocupada, y posteriormente, tras tener hasta 3 compañeros indios más sentados en los bordes de una litera que no nos pertenecía, acabé relegado al suelo (sucio hasta decir basta y mojado por varios líquidos ignotos), en contacto con varias piernas, brazos y cabezas de indios y con multitud de bichos campando por encima de mí de cuando en cuando… creo que pocas veces he tenido tal sensación de suciedad encima como cuando salí de ese tren en Agra, por la mañana. Bonita experiencia, como decía. Fue llegar a Agra, reservar una habitación en un pequeño hotel con inmejorables vistas del Taj desde su azotea (Shanti Lodge), y echarme a dormir lo que no había podido dormir en el tren, ya vería el Taj Mahal por la tarde… Y qué decir del Taj Mahal? Es el símbolo por excelencia de la India, gigantesco, simétrico, perfecto. La visión imponente destaca en una gran llanura, con sus minaretes y su blanca cúpula desafiando al cielo. Caro, excesivamente caro para los turistas, pero una vez aquí hay que pagarlo. Por dentro, sin embargo, no me pareció nada del otro mundo, lo que impresiona es verlo desde fuera. Estaba agotado, con lo que decidí no hacer más turismo en Agra aparte del Taj Mahal, aún sabiendo que el fuerte merece la pena. Pasé el resto de tarde en la azotea, haciendo fotos del Taj Mahal mientras el sol se iba escondiendo, disfrutando de un buen te y disfrutando de cómo bajaba el sol contra el horizonte de Agra mientras infinidad de muchachos -y...

read more