Navigation Menu

Islas Cook, paraíso en el Pacífico

Posted by on 07/05/2014 in Diarios de viaje, Islas Cook, Oceanía, Un relato de Oceanía y Asia | 8 comments

Islas Cook, paraíso en el Pacífico

Share This: Islas Cook, un paraíso pasado por agua   Acabamos de volver de pasar algo más de 4 días en Rarotonga, la mayor de las Islas Cook, un trocito de paraíso convertido en isla. Lo único que le ha faltado para llegar a serlo del todo ha sido buen tiempo, y es que en estos días hemos alternado entre 1/3 de sol, 1/3 de nubes y 1/3 de lluvia, y quizás esté exagerando con la cantidad de sol. Islas Cook es un país, en libre asociación con Nueva Zelanda, compuesto por un grupo de 15 islas dispersas que se distribuyen en 1.800.000 km cuadrados del océano Pacífico. O sea que cerca, cerca tampoco es que estén entre ellas. Rarotonga es esa isla que te viene a la cabeza cuando piensas en una isla desierta paradisíaca (isla, no islote). Es la principal de las islas Cook, pero aún así es pequeña, y tiene un perfil impresionante: su interior es escarpado y con selva tropical, tiene una cristalina laguna azul –Muri Lagoon– en la que hay 4 motus o islotes, todo ello rodeado por un arrecife que arropa a la isla de las fuertes olas del Pacífico. Tras este arrecife la profundidad cae debajo del agua hasta los 4000 metros, a los fondos del Océano Pacífico. Una única carretera llana rodea los 31 kilómetros de circunferencia de la isla, perfecto para alquilar una moto y moverte fácil y barato, como hemos hecho.   Lo único que rompe todo esto tan idílico es el clima que hemos tenido. Si vienes hasta las islas Cook no lo hagas para dos días, porque puede que te llueva. Asegúrate y vente algunos días más para poder disfrutar del sol. Al parecer llueve la mitad de los días del año, así que no parece haber sido cuestión de mala suerte. Pero pese a la lluvia hemos estado día y noche entre 22 y 27 grados, estupendo! ¿Y qué se hace en Rarotonga? Pues fácil, disfrutar de las playas, de la laguna, de los motus… Hay kayak, paddle y un snorkel bastante decente dentro de la laguna. Si estás muy loco puedes hacer surf detrás del arrecife (las olas impresionan) y también hay trekkings por el interior. Yo me quede con ganas de hacer el que cruza la isla en 4 horas de norte a sur, pena de mal tiempo. Ya en unos precios mayores de los que queríamos pagar puedes pescar, hacer buceo o ver algún espectáculo de los polinesios locales. Pese a que se usa el dolar neozelandés, los precios en las islas Cook son más altos que en Nueva Zelanda, los alojamientos no son baratos (aunque nosotros encontramos una buena oferta en unos bungalows estupendos, y además hay un par de backpackers), el acceso a internet es con cuentagotas y muy caro… ¿Pero qué esperas? ¡Estás en mitad del Pacífico! A cambio, no está para nada masificado, muy poca gente en todas partes, los locales son la mar de simpáticos, no hay nada de inseguridad… Es muy tranquilo. La única espina que nos queda es no haber ido a la joya de las Islas Cook: Aitutaki. En fin, buscad fotos y comprobadlo por vosotros mismos. Es una pequeña isla a 45 minutos en avión de Rarotonga, y tiene una de las lagunas más bonitas del mundo. Pero el vuelo más barato que encontramos costaba unos 300 euros i/v, así...

read more