Navigation Menu
El sur de Laos, tras el rastro del Mekong

El sur de Laos, tras el rastro del Mekong

on 30/11/2014

Share This:

El Sur de Laos: Pakse, Champasak y las 4000 islas del Mekong

Ya estamos acabando nuestro recorrido por Laos, en el que estamos atravesando el país de norte a sur; éste será el último capítulo antes de internarnos en Camboya. Durante estos últimos meses nuestra visita a los países viene definida por el tiempo de visado que tenemos en cada uno de ellos, en el caso de Laos 3o días. Esto quiere decir (¡atención: obviedades!) que si te alargas mucho al principio te quedará menos tiempo para el final, así que para el sur de Laos, tras terminar la ruta en moto por el Thakhek Loop, disponemos de una maravillosa y suculenta semana.

La primera parada en este recorrido por el sur de Laos fue Pakse, ciudad a la que llegamos directamente desde Thakhek en un bus a reventar de banquetas de plástico con muchos laosianos por todas partes. Pakse, a orillas del Mekong, es una ciudad bastante fea, no os voy a mentir. Otrora la capital del pequeño reino de Champasak, hoy en día es una aglomeración de calles delimitada por dos ríos (sí, hay más vida después del Mekong) con poco o nulo interés turístico. Lo mejor que se puede hacer aquí es alquilar una moto e irse a recorrer la Bolaven Plateau, una muy buena ruta repleta de cascadas, según dicen. Pero nosotros ya hemos cubierto nuestro cupo de moto con el Thakhek Loop, así que nos lo tendremos que saltar por esta vez.

Después de la parada y fonda en Pakse para hacer una noche, lavar la ropa y demás menesteres, fuimos a Champasak, un pequeño pueblito a las orillas de… ¡un minipunto para quién lo adivine! ¡¡El Mekong!! ¡No os lo esperabais, eh! Pueblo tranquilo, de ritmo muy relajado, con 4 o 5 sitios para turistas, Champasak ofrece paz y calma al que lo busque. Y al que no también, porque poco hay para hacer aquí aparte de sentarte y observar el Mekong fluir y a los pescadores navegarlo.

Sin embargo, la gente viene a Champasak por otro motivo. A unos 10 kilómetros de distancia se encuentra Vat Phou, un complejo de ruinas del imperio Jemer que data del siglo V (aunque no quede nada en pie de esa época).

Lo recorrimos bajo un sol de justicia, la amenaza de convertirnos en charco era muy real, pero finalmente sobrevivimos a la visita. Y es que desde que llegamos a la zona sur de Laos el calor ha venido para quedarse, ni rastro del calor moderado de la zona del norte.

El complejo de Vat Phou nos gustó más de lo esperado. Aparte de diferentes templos en reconstrucción y restauración hay varios paseos empedrados, cuyos adoquines hoy en día están colocados como si los hubieran tirado desde arriba con un saco, y una continua ascensión de escaleras igual de irregulares que te va llevando a diversos niveles del complejo hasta acabar en un pequeño templo en la parte superior, desde donde hay buenas vistas de todo el recinto y el lago de la entrada. Todo ello edulcorado con un gran grupo de monjes budistas de visita que impregnaron las fotos con un colorido naranja de lo más vistoso, quedaba a tono con el lugar.

Una de las estaciones de buses de Pakse

Complejo de Vat Phou en reconstrucción

Mosaicos, Vat Phou

Ideal para maletas con ruedas, Vat Phou

Los monjes también acuden a Champasak

Puertas tras puertas se esconden las ofrendas, Vat Phou

Buda y las ofrendas, Champasak y Vat Phou

Los monjes también tienen derecho a hacerse book de fotos

El complejo de Vat Phou, Champasak

Elefante con trompa de serpiente

La última parada en el sur de Laos, y por tanto en el país, fue en las famosas 4000 islas. Lugar de peregrinaje mochilero, con precios baratos y ambiente muy relajado, se trata de un buen puñado de islas salpicadas en mitad del Ebro… nooo, del Mekong otra vez, por supuesto. Podríamos decir que es el lugar de playa de Laos -país sin acceso al mar-, aunque tampoco es demasiado apto para el baño, todo sea dicho.

La isla que atrae la mayoría de turismo mochilero (barato) es Don Det, así que allí hemos pasado nuestros últimos 4 días en Laos. Con caminos de tierra alrededor de esta pequeña isla -que puedes rodear en un par de horas- Don Det tiene muchísimos bungalows baratos para alojarse (por 3 €, muy básicos) y una buena oferta de sitios para comer. Hay varias actividades para hacer aquí, pero la principal es ver el tiempo pasar y relajarse con el ambiente plácido de la isla. Además a poco que camines saldrás de la milla de oro mochilera y encontrarás la faceta más local de la isla, que también la tiene.

Alquilar una bici es una buena idea. Puedes atravesar toda la isla hacia el sur y cruzar por un puente de piedra a la vecina Don Khon (no confundir con Don Khong, la más grande de las 4000 islas). Este puente forma parte de una pequeñísima red de ferrocarril que los franceses construyeron aquí para poder remontar el Mekong en sus barcos desde el sur. Debido a que la zona está repleta de pequeñas cascadas o gigantescos rápidos, era imposible hacer la travesía sólo por río, así que construyeron una red de tren en este tramo para desembarcar, cargarlo todo en vagones hacia el norte, y volver a lanzarse al río una vez pasada la zona de cataratas.

Estas cataratas, llamadas Tat Somphamit, se pueden visitar en el paseo en bici hasta Don Khon. Son, como decía, una sucesión de gigantescos rápidos en los que el río lleva mucha fuerza. Hay otras cataratas similares más grandes al norte de las 4000 islas, llamadas Khone Waterfalls. Se dice que son las cataratas más grandes de todo el sudeste asiático, aunque en realidad son una sucesión de enormes rápidos durante casi 10 kilómetros. Como había que pagar excursión aparte y era más caro, finalmente no fuimos.

Así que poco más se puede hacer en Don Det. Ver la vida pasar, hacer algo de tubing (no sé muy bien ni dónde), tomarse unas cervezas en los bares de guiris y disfrutar de unos atardeceres espectaculares. El ritmo es tranquilo pese a ser posiblemente el mayor reclamo del sur de Laos; hay mucho mochilero que viene aquí buscando fiesta, así que puedes encontrar unos cuantos bares con música, cervezas, cocktels e incluso tartas y batidos happy -o space– que te llevan de viaje (hay que andarse con ojo con esto). En cualquier caso la vida acaba a las 23:30 o 00:00, como en todo el país. Hay instaurado una especie de toque de queda estatal para que todos los sitios cierren antes y todo el mundo vuelva a sus casas.

Caminos de Don Det, junto al Mekong

El interior de Don Det

Niños jugando en Don Det

Simplemente pasando las horas

Barcas en las 4000 islas

Hay que evitar que le entre agua, 4000 islas

Vamos de paseo! Don Det, 4000 islas

Los restos de la pequeña via ferréa en las 4000 islas

Cascadas de Tat Somphamit, 4000 islas

Obra de arte de la ingerniería con un bambú

Atravesando puentes que inspiran poca confianta, Don Det, 4000 islas

Atardecer en Don Det, 4000 islas

Atardecer con Luna incluida. Don Det, 4000 islas

Con estos últimos 4 días relajados a orillas del Mekong nos despedimos del sur de Laos y del país. Ya pondré información general de este tranquilo país que nos ha gustado más de lo esperado pese a no tener ningún sitio tan deslumbrante como sus vecinos. Nuestra siguiente parada es Camboya, directamente al sur de Laos, donde pasaremos el siguiente mes.

¡Allá vamos, sigue con nosotros si aún no te he aburrido!

Con la solanera destruyéndonos en  Vat Phou

Alojamiento

  • Pakse: Hay varias opciones de alojamiento en Pakse. Nosotros fuimos a un sitio barato llamado Noknoi Guesthouse. El precio de la habitación doble con ventilador y baño era de 55.000 kip. Tenía wifi en el patio común, a la habitación no llegaba. El sitio no estaba mal para pasar una noche, porque Pakse no tiene mucho más.
  • Champasak: No hay demasiadas opciones en este pueblito, la más barata que encontramos fue la Vong Paseud Guesthouse. La habitación doble con ventilador y baño cuesta 50.000 kip. El dueño es un gordete afable que siempre se está riendo. También te vende billetes de bus y transporte a las ruinas de Vat Phou (o Wat Phu). De hecho intentamos buscar alternativas por comparar precios y no vimos nada más por el pueblo aparte de lo que vendían en los otros alojamientos (más caros).
Champasak - Vong Paseud

Champasak – Vong Paseud

  • Don Det: En las 4000 islas nos quedamos en la isla de Don Det. Parece ser que es donde se quedan la mayoría de mochileros, no hay más que darse una vuelta de 10 minutos por los caminos principales para darse cuenta. Hay muchísima oferta de bungalows, y en general no es caro. Nosotros estuvimos en 2, porque la primera noche nos quedamos en uno que no nos gustó nada, y las 3 noches siguientes nos cambimos a otro que estuvo genial y más barato. Hay muchos que no sólo tienen baño compartido, pero si buscas un poco puedes encontrar con baño dentro por precio similar.

Nouphit bung Don Det : Cerca del embarcadero, siguiendo 100 metros calle adelante, quedan a mano izquierda. Dan al lado de la salida del sol, cuestan 50.000 kip por noche y sólo dos de ellos (los que no dan directamente al Mekong) tienen baño occidental. La dueña es una borde, el bungalow estaba sucio, se notaba que no lo habían limpiado en mucho tiempo. El suelo lleno de polvo, pelos y restos de basura. La cama tenía restos de comida y cuando le dijimos que nos pusiera sábanas limpias nos miró muy mal y tardó más de media hora en hacerlo (estaba muy ocupada, viendo videos en youtube). CERO recomendable.

Don Det - Nouphit Bungalows

Don Det – Nouphit Bungalows

Tena Bungalows : Las chicas del staff eran muy agradables. Bungalows muy básicos, como casi todos los de la isla. Pero al menos este estaba limpio y era más acogedor, no como el Nouphit. El bungalow cuesta 30.000 kip por noche, con baño (agua directamente del río, como todos), ventilador y wifi, que llegaba a la habitación y no funcionaba mal. Además tienen también un pequeño restaurante frente a los bungalows con muy buenas vistas de la puesta de sol en el Mekong, increíbles atardeceres. Buen sitio para tirarse a no hacer nada. Es el alojamiento más barato que hemos encontrado en todo el sur de Laos y a lo mejor en todo el país.

Don Det - Tena Bungalows

Don Det – Tena Bungalows

Don Det - Habitación Tena Bungalows

Don Det – Habitación Tena Bungalows

Transporte

  • Bus Thakek – Pakse

Sólo sale un bus por la mañana, a las 8:30. El bus nos costó 60.000 kip. Aunque en los carteles de la estación ponen que hay otro “VIP” por 70.000 no había ninguno más.

El bus se va llenando según avanza el recorrido, en total son unas 5 o 6 horas entre paradas y demás. La parte de atrás del bus está diáfana sin asientos y hay un montón de banquetas de plástico apiladas, que se van llenando con las horas hasta que aquello parece un gallinero, muy divertido.

Para llegar a la estación de autobús de Thakhek hay que coger un tuk tuk: 15.000 kip cada uno.

Cuando llegas a Pakse la estación también está lejos del centro, como en todo Laos. Otros 15.000 kip cada uno en tuk tuk.

Evolución del bus llenándose de gente en banquetas

Evolución del bus llenándose de gente en banquetas

  • Pakse – Champasak

Hay buses turísticos a primera hora de la mañana, entre 8:00 y 9:00. Se reservan en las 4 o 5 agencias turísticas de Pakse. Cuestan entre 40.000 y 50.000 kip por cabeza.

Nosotros fuimos más tarde, en un tuk tuk local más grande que hace la ruta Pakse – Champasak. Hay durante todo el día. Para eso tienes que coger un tuk tuk en Pakse hasta la estación del mercado (10.000 kip cada uno) y allí esperar a que el tuk tuk grande que va a Champasak se llene, se supone que sale uno cada hora. Tarda una hora en llegar a Champasak y cuesta 20.000 kip por cabeza. Vas sólo con gente local y te dejan en la puerta del alojamiento que quieras al llegar, Champasak es pequeño.

  • Champasak – Don Det (4000 islas)

Lo mejor sin duda es comprar un billete que te lleve allí directamente, porque yendo por libre vas a conseguir pagar más y calentarte la cabeza.

En nuestro alojamiento en Champasak (el Vong Paseud), compramos un billete hasta el puerto antes de Don Det por 60.000 kip cada uno. El billete incluye:

  1. Traslado en furgoneta o tuk tuk durante unos 10-15 minutos a un pequeño embarcadero a orillas del Mekong en las afueras de Champasak.
  2. Cruzar en barca el Mekong, al lado este del río, en el que está la carretera principal que va hacia el sur.
  3. Esperar un rato a que un bus grande te recoja en una intersección de la carretera (hay algún bar y tienditas). Ahí se monta un caos de turistas para subir al autobús, totalmente lleno y sin ningún control de billetes, y desde ahí son algo más de 2 horas hasta Nakasang, el embarcadero donde te bajas y coges una barca a Don Det. Esa barca la tienes que pagar aparte, cuesta 15.000 por persona. En este último bus había tanto overbooking que el conductor tuvo que sacar 6 o 7 banquetas para que los turistas que no habían conseguido asiento se sentaran en el pasillo, y aún así no hubo banquetas suficientes y 2 turistas tuvieron que ir de pie las más de 2 horas de viaje (pagando lo mismo que el resto, efectivamente). Hay mucho descontrol y se venden billetes a destajo sin importar si la gente cabe o no.
Barca para cruzar el Mekong en Champasak

Barca para cruzar el Mekong en Champasak

  • Don Det (4000 islas) – Camboya

Las 4000 islas del Mekong están junto a la frontera camboyana. Hay numerosas agencias en Don Det para comprar billetes a varios lugares de Camboya. El más popular es Siam Reap, por supuesto (Angkor Wat). Nosotros compramos billete a Kratie, para parar en el centro-norte camboyano. Sólo hay dos agencias que trabajan estas rutas a Camboya y se alternan en días, cada día va una. El caos y el descontrol es increíble. El precio hasta Kratie fue de 23 USD. Incluye:

  1. barca desde Don Det de vuelta a Nakasang.
  2. Espera de alguna que otra hora en la estación de buses de Nakasang. Luego nos repartieron en 5 o 6 minivans y minibuses para ir hasta la frontera (está a menos de 30 kilómetros de Nakasang).
  3. Espera de 1 hora o 2 en la frontera. Luego vas en la misma minivan durante otra hora o así hasta una ciudad, no me enteré de cuál.
  4. Espera de más de 1 hora en un restaurante. Aquí es donde todos se separan. Unos van a Siam Reap, otros a la capital, otros íbamos a Kratie… Desde aquí nos montaron en un bus local que tardó unas 3 o 4 horas en llegar a Kratie.

En total, salimos a las 8:00 am y llegamos a Kratie a las 17:30. Básicamente echas el día, aunque casi la mitad del tiempo lo pasas esperando. Mucho descontrol con esta agencia. Se llamaba Paramount. Creo que la otra funciona mejor, pero no puedes elegir, cada día es una la que va. Supongo que también depende de cuánta gente vaya, en nuestro caso éramos muchos, más de un autobús de los grandes (por eso nos separaron en minivans al principio).

Cruzar la frontera desde Don Det a Camboya

No necesitas visado de antemano, lo puedes sacar en la propia frontera. El precio del visado es de 35 USD. En la agencia de autobuses hay un hombre que recoge todos los pasaportes y te cobra 40 USD y hace todo el papeleo él por ti en la frontera. Tú sólo tienes que esperar y te olvidas de hacer la cola y las gestiones en la frontera. Puedes elegir hacerlo por tu cuenta, por supuesto.

El tipo en cuestión creemos que se lleva 1 USD de comisión, porque en la frontera tienes que pagar los 35 USD del visado de Camboya, 2 USD por ponerte el sello de salida de Laos y otros 2 USD por ponerte el sello de entrada a Camboya. Si, señores, impuestos revolucionarios, parece ser. Pero si te niegas a pagarlo, no cruzas.

En cualquier caso, nosotros optamos por darle el dinero al “señor gestor” porque otra cosa a tener muy en cuenta es que en la frontera los billetes viejos o muy arrugados no te los cogen. Nosotros íbamos arrastrando un billete de 100 USD (los únicos dólares que nos quedaban) desde Vietnam, donde no nos aceptaron el billete al llegar e intentar pagar con él el visado. Así que decidimos no jugárnosla por 1 USD y se lo dimos al señor éste para que se encargara él de las gestiones.

Todas las fotos, posts e información de Laos

 

 


Thakhek Loop y cueva de Kong Lor, 3 días en moto
Kratie y Phnom Penh, llegando a Camboya

    2 Comments

  1. Hola chicos!!! Qué recuerdos me trae ver vuestro viaje…Esas bicis para paticortos, esos atardeceres…Si dormíais en el hostel donde sale Carol sentada viendo la puesta de sol, era el mismo que el nuestro!!! De 3 euretes la noche!
    Bueno, me voy a comer unos boquerones en vinagre a vuestra salud!!!jejeje!! Besotes!!

    • Efectivamente, 3 euretes la noche y estaba estupendo! E imagínate las bicis para paticortos con mi 1’92… un espectáculo!
      Boquerones en vinagre… Que envidia! Tráenos!!!!
      Muaak!!

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *